#CompromisoLitoral2022

Hay quienes aún no han asumido que el compromiso con la sostenibilidad no es una opción, sino una obligación. Que no se puede apostar por un concepto y el contrario, que es el momento de reconocer errores para comenzar a deshacerlos, no para parapetarse en ellos por falta de autocrítica y mediocridad y seguir reeditándolos.

En Marbella el medioambiente ya nos está enviando síntomas claros de las alteraciones producidas en el ecosistema marino: plagas de medusas, erosión cada vez más pronunciada del litoral, contaminación en determinadas especies marinas… Y la industria turística otro tanto de lo mismo, los propios colectivos empresariales alertan de ello en público: disminución del volumen de negocio, quejas de los visitantes por el estado de las playas, proyección negativa del destino, pérdida de competitividad… Indicadores todos que nos deben alertar para virar rumbo y anteponer la escala de prioridades, situando como elemento central la preservación ambiental.

La marca Marbella es, fundamentalmente, calidad, sol y playa. La calidad va intrínsecamente ligada al vector sostenibilidad. Y por ello, tras una fructífera ronda de reuniones con representantes del sector turístico, la comunidad científica, el sector pesquero, los sindicatos y los movimientos ciudadanos, hemos formulado la iniciativa “Compromiso Litoral 2022”, toda una declaración de objetivos que perseguimos que se convierta en una agenda de trabajo prioritaria para todas las administraciones públicas y actores sociales y económicos del municipio y la Costa del Sol.

Sin planificación, sin compromisos y prioridades claras no podremos vencer los desafíos que se nos están presentando. Es la hora de cambiar de rumbo, con humildad, unidad y determinación. Vamos a comenzar una andadura que debe arribar a buen puerto fijando el año 2022 como horizonte cierto y factible. Apuntamos a cinco objetivos concretos que pueden cumplirse desplegando acciones puntuales de forma combinada. De su consecución depende nuestro futuro.